mayo 21, 2012

Sébastien Izambard de Il Divo,El desafío está en durar

Sébastien Izambard de Il Divo, "El desafío está en durar" Sébastien Izambard, el francés Il Divo, está de visita en su casa en Londres unos días antes de viajar a Montreal, a donde su familia se mudará durante la gira canadiense del cuarteto y de su banda de cuarenta músicos. Unas pocas horas después de tomar el té con la reina Isabel II, él responde a las preguntas de La Presse Pregunta: En su último album, Wicked Game, ustedes traducen la mayoría de las canciones al italiano, pero Don't Cry For Me Argentina, del musical Evita, lo cantan en Inglés. ¿Por qué? Respuesta: Es muy sencillo. Cuando tienes una canción, la probamos en Inglés, español, italiano, y nos quedamos con lo que funciona mejor. A veces, cuando cantas en Inglés, suena como Mickey Mouse: no funciona. En su debut, deslumbrante, se habló mucho de Simon Cowell, quien los descubrió. Se han alejado de la sombra del famoso empresario británico? Siempre hablamos de Simón, porque él nos abrió las puertas. Se necesitaron dos años para encontrarnos cuando todos teníamos carreras en solitario, yo era el único de los cuatro que hacia pop. El proyecto se presentó, y algunos de nosotros no estábamos convencidos. Lo intentamos y se nos ha permitido hacer programas de televisión a los que no tenías acceso. Simon tiene un instinto muy fuerte, él puede sentir lo que la gente quiere oír. Conocí a su banda One Direction en un plató: son adorables. Pero el reto consiste en durar. Después de nueve años, nuestro éxito ya no depende más de Simon Cowell, de nuestros trajes o de si somos bellos o no. Se trata realmente de la profesión que tenemos y de nuestra pasión por la música. Hoy en día, ustedes eligen su repertorio? Para las presentaciones, depende de nosotros porque somos los cuatro productores de los espectáculos. A veces, añades canciones que ni siquiera están en los álbumes. Sin embargo, para la grabación, tenemos una lista de canciones y Simon tiene la suya. Por ejemplo, Crying, de Roy Orbison, fue idea de mi esposa, quien la escuchó al final de una emisión de Prison Break. Interpreté esta canción para David, Urs y Carlos, y luego a Simón, a quien le pareció muy buena. Por el contrario, fue Simón quien sugirió Wicked Game, de Chris Isaak. Me dije: "No es posible, es una canción monumental, una canción pop, será extraño." Pero en el estudio, fue increíble! De hecho, esta canción nos dio la dirección del álbum. Como era hacer música pop antes de Il Divo? Yo escribía mis canciones y lancé un álbum para el sello EMI. También llegué Montreal promocionándolo, grabé mi segundo video. Más tarde, me ofrecieron el musical de El Principito con Richard Cocciante. Interpreté al empresario Daniel Lavoie. Realmente fue una gran experiencia en el Casino de París. ¿Cómo le respondes a quienes dicen que ustedes han encontrado una mina de oro, una receta que siempre funciona de la misma manera? No tengo mucho que decirles. A menudo son personas celosas de nuestro éxito. Hay un montón de gente que nos dice que nuestra música les ha ayudado en tiempos difíciles. Veo que la gente realmente se divierte en nuestros shows, y eso es lo que me importa. Il Divo estará en el Bell Centre, 22 de mayo, a las 20h. En la primera parte: Nikki Yanofsky. Fuente: lapresse.ca